Predicados do Douro Palace

Ribeira do Porto

La Ribeira do Porto, junto al río Duero, es uno de los lugares más típicos de la ciudad de Oporto y, integrando la Zona Histórica, forma parte del Patrimonio Mundial designado por la UNESCO. Hoy en día es un lugar de bares y restaurantes muy buscado, especialmente por los turistas.

Algunos de los puntos fuertes son la Plaza de la Ribeira, también conocida por Plaza del Cubo, la de la Fuente Taurina, una de las más antiguas de la ciudad, el Muro de los Bacalhoeiros y la Casa del Infante, donde nació en 1394 el Infante D. Henrique.
La Plaza de la Ribeira es de origen medieval, tiempos en que allí ya existía una gran actividad económica debido a la presencia de un puerto de río. Con el tiempo pasó a ser una zona de intenso comercio, con tiendas de venta y una lota.

En 1491, hubo un gran incendio en la zona, al que se produjo un proceso de reconstrucción, habiendo habido la opción por casas con columnas abiertas sobre el río y el piso de la plaza central en losa. Este nuevo aspecto de Ribeira do Porto es muy aproximado con lo que existe actualmente.
En marzo de 1809, se produjo una tragedia en aquel lugar, que fue conocida por la Tragedia del Puente de las Barcas. El avance de las tropas de Napoleón hizo que la población corrió en masa hacia el puente, hecha de barcas, que no aguantó el peso de la multitud y acabó por ceder, cayendo mucha gente al río. Un bajo relieve de la autoría de Teixeira Lopes (padre), colocado en el muelle de la Ribeira, alude a la tragedia. Posteriormente se construyó un puente pénil, cuyos pilares en la margen norte aún hoy existen, justo al lado del Puente de D. Luis I, inaugurado el 31 de diciembre de 1886.


En la segunda mitad del siglo XVIII hubo grandes remodelaciones en la ciudad de Oporto y la zona de Ribeira fue una de las beneficiadas. Así, en el lugar se abrieron nuevas calles y creadas terrazas con vistas al río, obras financiadas con la creación de un impuesto sobre el comercio del vino.
En el siglo XIX, se construyó una arquería entre la plaza de la Ribeira y la zona poniente, que quedó apoyada en la parte de la muralla fernandina. Esta arquería fue inspirada en los Adelphi, antiguos almacenes de la zona portuaria de Londres.


En los años 80 del siglo XX, hubo una revitalización de la Ribeira do Porto con la apertura de innumerables bares nocturnos. Pasó a ser el punto de encuentro para la animación nocturna. Se realizaba también el tradicional Mercado de la Ribeira, en una carpa incluso junto al río.
En esta zona de Porto vivió una de las figuras más carismáticas de la ciudad, el llamado Duque de la Ribeira, conocido por haber salvado a varias personas de morir ahogadas. Se le hizo un homenaje después de la muerte, habiendo quedado inmortalizado en la plaza junto al pilar del Puente Luís I, que recibió su nombre y donde se colocó una lápida.
El 24 de junio de 2000 fue inaugurada en la plaza de Ribeira, junto al Cubo, una estatua de San Juan Bautista, de la autoría del escultor João Cutileiro. La estatua fue inaugurada precisamente en la noche de San Juan, por el presidente de la República, Jorge Sampaio.
Con ocasión del Puerto 2001 – Capital Europea de la Cultura, Ribeira fue recalificada, según una intervención proyectada por el arquitecto Manuel Fernandes de Sá. Fue remodelado el pavimento y el mobiliario urbano entre el Puente D. Luis y el muelle de la Estiva.

Texto: Infopedia